Archivos de la categoría ‘Sudáfrica’

Green Duck The Duke 2005

gduc

- Nota de Cata de Eladi Gómez -

Bodega: Avondale
País: Sudáfrica
Región:
Paarl Valley
Año: 2005
Tipo: Tinto con crianza
Castas: 42% Cabernet Franc, 21% Cabernet Sauvignon, 22% Malbec, 14% Shiraz

Alcohol: 14,5º

Precio: catado en Monvínic, pero creo que se puede comprar online por veintitantos euros.

Nota de Cata: La Cabernet Franc parece haberse adaptado a Paarl, y el impacto de esta variedad de uva de Burdeos y el Loira es evidente en este vino. El vino tiene complejidad aromática, resultante del ensamblaje armónico de las diferentes variedades, y rezuma aromas de grosella negra, cedro y hoja de olivo. En el paladar, el vino es pleno, amplio y largo (Traducción de la nota de cata del enólogo creador, Bertus Albertyn).

Opinión personal: Pues no sé a qué saben las hojas de olivo pero, por lo demás, no me parece que las impresiones de Mr. Albertyn sean debidas al amor de padre: el vino es realmente interesante y, de hecho, está muy bien valorado internacionalmente. Muy bonito de color, llena la boca con notas afrutadas y resinosas. Eso sí, creo que las puntas de aromas son demasiado punzantes aún, este vino necesita más tiempo (años) en botella. Una curiosidad: he leído que lo de los patos en el nombre y en la etiqueta es porque el viticultor, para librarse de los caracoles, en vez de pesticidas, deja a estas aves en libertad en los viñedos. Ellos lo llaman cultivo Bio-LÓGICO.

 

Me pega con: ¿Qué tal con solomillo de ciervo a la plancha con reducción de frutas del bosque?

Klein Constantia 1997

16582_g.gifBodega: Klein Constantia

País: Sudáfrica

Región: Constantia
Año: 1997
Tipo: Blanco (dulces-generosos)
Castas: Muscat de Frontignan 100%

Alcohol: 14.50º

Elaboración: La uva se deja en la cepa hasta que se seca. El vino se cría durante 2 años en barricas de roble francés y no tiene azúcar añadido.

Precio: Aprox. 70€

Nota de Cata: Ambarino con reflejos dorados. Intenso.Aromas de alta intensidad y buena complejidad, iniciándose con las flores -rosas blancas-, para seguir con la frutas exóticas -lichis, guayaba-, y finalizando con elegantes toques amielados. En boca es ligeramente ácido y marcadamente alcohólico pero sin molestar, acentuando su lado fresco. Untuoso sin saturar. En su paso vuelven las notas olfactivas, pero primando aquí las sensaciones de fruta tropical y el fondillo amielado. Final largo, persistente y curiosamente seco. Muy, muy agradable, quizá le falte algo más de complejidad en boca. (nota de cata de Ricard en Verema.com) Opinión personal: Nunca lo había probado. Vino untuoso y amielado pero sin empalagar. Sensaciones de fruta exótica y de frutos secos. Me encantó, pero 70€…

Me pega con: Pastas de té y frutos secos (también con algún turrón)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 46 seguidores